Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

LOS SÚPER HÉROES DE LA EDUCACIÓN

 

Experimentar en el proceso educativo, suena bien, aunque también provoca rechazos. ¿Cómo hacerlo?, ¿cómo experimentar?, ¿a través de que herramientas? Son cuestiones difíciles de contestar, porque en mi opinión, todavía no hay respuestas. Hay ideas, teorías, propuestas, pero no un guión para hacerlo. Aunque si tuviéramos un índice donde buscar el problema y encontrarlo, ¿estaríamos experimentando?

Tengo un folio escrito por las dos caras, de las ideas que han surgido en clase, y ahora leyéndomelas me doy cuenta de lo perdidos que estamos la mayoría.

Aspiramos a poder estar en un aula, donde se pueda evaluar el proceso enseñanza- aprendizaje, lo que los niños van aprendiendo, la forma por la que lo vamos consiguiendo, pero la sociedad no nos pide eso, nos piden objetivos conseguidos, una lista de conceptos, capacidades y procedimientos, dónde al final, lo único que se valora son los conceptos al hacer un examen.

De esta forma nos exigen que pongamos en marcha nuevas estrategias, que nos vayamos adaptando a la heterogeneidad de nuestros alumnos, que utilicemos nuevas técnicas de enseñanza…pero recordándonos a cada instante lo que debemos conseguir.

Me parece interesante, la idea de que eso que debemos conseguir, lo evaluemos los docentes, que seamos nosotros los propios que digan lo que el currículo debe ser y cómo debe estar compuesto, ya que somos los que estamos en clase, los que cada día intentamos hacer que nuestros discentes aprendan. Aunque con todo esto que hacemos, en vez de maestros, parezcamos súper héroes.

Súper héroes que crean formas de experimentación, que se adaptan cada curso a nuevos niños, a nuevas características, que se amoldan a una ley legislativa cada cuatro años, súper héroes que deben trabajar en grupo, en contacto con las familias, que reinventan su forma de enseñar por su propio sentido común, sin una guía y sin saber si lo están haciendo correctamente. Y con una sociedad que avanza, que cada año pide resultados, no deja tiempo a experimentar, porque aunque en la teoría esta bien, seguro que el investigar proporciona resultados pero a más largo plazo.

En conclusión, ¿cómo experimentamos si el currículum nos dice que hacer, cómo y cuándo?, ¿hay que ignorarlo y tenerlo sólo como base?, ¿podemos escaparnos de él? En cierto modo, se puede cambiar la forma de dar la clase, el orden de los temas dentro de un ciclo, pero el final de la historia, siempre tiene que ser el mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres