Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

BITACORA DE UN ADOLESCENTE

Algunas veces parece que todo es genial, nada es tan importante como el grupo, nada es tan importante como ellos, somos lo que somos gracias a su presencia, porque nos sentimos protegidos, porque son los únicos que nos entienden, son los que viven cada momento a nuestro lado, con los que podemos contar siempre, cualquier cosa que nos ocurra estarán ellos, pero tanto ahora como para toda la vida, porque  nos une la amistad y con esto ya esta todo, tenemos un contrato firmado, como un antiguo pacto hecho con sangre. Además parece que la frase de los famosos mosqueteros – “¡uno para todos, y todos para uno!” se convierte en nuestro lema.

Da igual no ver caminos al frente, no encontrar la salida, porque ella sola se va construyendo paso a paso, cada vez que vamos al cine, a la bolera, cada vez que me llamas para  decirme que no entiendes los apuntes, cada vez que nos inventamos una excusa para decirle a nuestras madres el porque hemos llegado tarde.

Los chicos, las chicas, el sexo opuesto o  el nuestro mismo, son una aventura, fase de exploración, de experimentación… cada cosa que hacemos se convierte en una pequeña bola que introducimos en una catapulta que pronto nos lanza a lo que seremos. De esta forma y a pequeños pasos, vamos superando y pasando algunas con más penas que glorias este camino tan arduo y complicado como es la adolescencia y de la que al fin y al cabo sale la construcción de nosotros mismos, ya que somos lo que hacemos, pero también lo que pensamos y lo que sentimos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres