Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

OPTIMISMO Y EDUCACIÓN

"Quien sienta repugnancia ante el optimismo, que deje la enseñanza y no pretenda pensar en qué consiste la educación. Porque educar es creer en la perfectibilidad humanda, en la capacidad innata de aprender  y en el deseo de saber que la anima, en que hay cosas...que pueden ser sabidas y que merecen serlo, en que los hombres podemos mejorarnos unos a otros por medio del conocimiento"

 

(F. Savater, El valor de educar, p.18)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Lara -

Si me llego, muchas gracias, le quise enviar un email para hacerselo saber pero se me fue el tiempo.

Respecto a la educación, nunca es bueno pegar a un niño, y hay muchas estrategias para conseguir que todo no sea como es ahora, como el aprendizaje cooperativo, porque a través de el hay más interacciones entre los propios alumnos, mas motivacion, mas responsabilidad... nunca lo he utilizado , porque nunca he dado clase, pero me han dicho por ahí que suele funcionar, asi que hago publicidad de ello, jajaja.

Un besito!

Microalgo -

Uh. Yo en parte estoy de acuerdo con Don Fernando, pero también reconozco el quemazo que tiene que suponer para un profesor toparse con el muro de la estulticia estudiantil. Y si sólo fuera eso... lo peor debe venir cuando un alumno se siente impune y tiene muy mala leche.

Hace algún tiempo encontré a un profesor de mi básica, y me contó que a otro del mismo colegio (que me dio clase cuando yo tenía once años) le dio un tremendo jamacuco por no darle un bofetón a un niño. Sufrió una embolia y anda medio hemipléjico.

Tal vez un profesor "de la vieja escuela" sufra más la impertinencia de los alumnos. En el año que yo estuve con él, jamás lo vi dar una torta, porque no era su estilo. Pero en mi ignorante opinión, otro tipo de herramientas deberían estar en manos de los profesores para controlar a un alumno tocapelotas. Y no me refiero a electrodos, sino a la posibilidad de mandarlo a casa una temporada...

¿O eso no arregla nada? No lo sé, Lara, afortunadamente para mí no estudio psicopedagogía, porque no sabría qué hacer ante casos extremos.

Otra cosa: ¿Le llegó a Usted el libro electrónico que le envié?

Besotes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres