Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

CAMINO HACÍA NINGUNA PARTE

CAMINO HACÍA NINGUNA PARTE

Parece mentira, pero ya hemos llegado al final del primer año de esta carrera, y ahora me encuentro pisando por última vez (hasta el curso que viene) la biblioteca. Ya basta de estar en esta lata de sardinas, no más pasar frío, tanto en verano como en invierno, no protestar más porque la máquina siempre este vacía,  no tener cafés que se quedan a medias porque en un suspiro se va la luz y se queda todo a medias,…, y, en definitiva,  no más este aire.

 

 Desintoxicación creo que es lo que necesito. Si echo la vista atrás me parece que dentro de todo esto, de las clases enormes en el subsuelo, de la pequeña cafetería, del jardín…también han existido remolinos de sentimientos. No se muy bien como explicarlo, como siempre he dicho tal vez sea analfabeta emocionalmente, puesto que nunca encuentro aquellas palabras precisas que sirvan para detallar fielmente lo que pasa por mi cabeza en cada instante.

 

No sabría decir si estoy triste o alegre, porque simplemente es una mezcla de ambas cosas, por un lado, termino todo esto con una sonrisa en la boca, pero por otro, me voy llena de dudas, y ¿Qué sería yo sin dudas? Supongo que dejaría de ser yo, no podría avanzar, no podría encontrarme, aunque por otro lado estuviera mejor situada que nunca. Me parece que las dudas que me inundan se crean por las personas, por todas aquellas que me rodean. Tal vez, sea difícil de entender para un lector que no sepa nada de mi vida, o que simplemente cayó aquí por casualidad, pero he de decir, que mi rutina, en aquella donde me encuentro tan segura y donde nunca ocurre nada, se ve alterada por personas que entran y salen, que no llaman a la puerta para poder entrar, y que se van sin haberse despedido, a pesar de esto, se lo agradezco, pues hacen que mi cabeza revolotee, que cambie de dirección, que cada vez este más segura de lo que piensa y hace.

 

¿Autoafirmación? Si, podemos decir que es eso, me ayudan a posicionarme de una forma más clara, y a ver, detrás de toda la nube que levantan, la vida de otra forma, más clara, más firme, sin miedo a que un día todo se tambalee.

 

Ya veis, un año, y creo que nunca había escrito tanto como hasta ahora, nunca había reflexionado como en estos momentos, pero nunca había sentido todo lo que siento. Porque ha sido todo nuevo, una gran experiencia, diría yo, y al final, lo único que me queda es el buen sabor de boca, al pensar, que dentro de estas cuatro paredes, donde he pasado tantas horas al día, donde he comido, tomado cafés, discutido, hecho las paces, tomado el sol, he hecho exámenes, he perdido el tiempo (o mejor, dicho lo he aprovechado de una manera alternativa),…,  se quedan un montón de personas, de recuerdos, de historias, de anécdotas, y que si dijera que no las voy a echar de menos mentiría.

 

Así pues, no tengo mucho más que contar, simplemente quería cerrar un poco este curso, desear a todos que tengáis un buen verano, que aprobéis todos los que os presentáis las oposiciones o por lo menos que os vaya todo lo bien que se pueda,  a los que tengan examen en septiembre que vayan estudiando poco a poco, que siempre sale mejor que dejarlo todo para el final ( bueno, sabemos que nadie estudia en julio y en agosto, así que…que se os de bien septiembre) y  bueno que os lo paséis bien en la playa todos aquellos que os vayáis y que nos vemos el próximo año.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres