Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

EL ESPACIO VITAL, MI ESPACIO VITAL

EL ESPACIO VITAL, MI ESPACIO VITAL

Cada persona tiene su espacio, sus límites, una burbuja que les rodea ¿Cuándo romperla? ¿Cuándo integrar a alguien en ella? La respuesta creo que es muy personal, cada uno sabe cuando ocurre esto, no se puede obligar a ello. Por eso, cuando hicimos el ejercicio en el aula me resulto tan raro, tan forzado y no pude llevarlo a cabo, ¿Cómo de un momento a otro puedes incluir o expulsar a alguien?

 

Creo que depende del día que tenga la persona y de la persona a la que se quiere integrar, es decir, hay días en los que sientes que el tiempo es tuyo, que todo te pertenece, no te apetece hablar, sonreír o simplemente solo quieres existir. Es un día rojo como decía Audrey Hepburn. Así pues, da igual la confianza que tengas con los demás, lo cómoda que te encuentres con la otra persona, porque no te apetece el contacto, no quieres ni permites que te invadan. En cambio, en otras ocasiones, la “burbuja” se amplia, no está pegada a ti, sino que es más extensa y tiene muchas “puertas” que permiten la entrada y la salida de la gente, y si las personas que acceden son tus amigas/os o familiares normalmente no encontraran ningún tipo de barrera.

 

También creo que influye mucho el que la otra persona te imponga, porque si es así, se creara una especie de trinchera al ver al otro muy distinto a ti. Es decir, las personas semejantes siempre tendrán más facilidad para entrar en nuestro espacio, pues al ser más parecidos tendrán más llaves para poder acceder.

 

Es cierto, que en ocasiones, nuestra burbuja es comprimida, por la cantidad de gente que hay a nuestro alrededor, y que nos sentimos como si nos faltara el aire dentro de ella. Por ejemplo: la semana pasada en las fallas, el barullo era increíble y permanecíamos en las dimensiones de una baldosa, todos estábamos apretados pero sabíamos bien donde estaban nuestros límites.

 

Algo que me llama la atención, es que en estos lugares donde suele haber mucha gente, habitualmente nos colocamos en círculo, y creo que es por esta razón, es decir, por preservar nuestro espacio ante los demás, por delimitar donde estamos. Además normalmente integramos al grupo en la burbuja y dejamos al resto fuera de ella.

 

En conclusión, nuestro espacio es necesario, lo reclamamos en muchas ocasiones cuando se ve invadido. Y creo que es muy importante contar con ello cuando nos vayamos a relacionar con otra persona, puesto que debemos tener en cuenta que muchas veces, de primeras, hay que mantener cierta distancia o estar pendiente de cuando se nos incluye para poder acercarnos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

jeans clearance -

I love the new templates, http://www.jeansfreeshipping.com/ its like they were designed just for me jeans clearance

Alejandro -

Hola Lara,

sólo quería añadir un tema a tu comentario. Tal y como planteas lo de la burbuja, que por cierto no deja de ser una metáfora que representa una manera de organizar el espacio personal de manera subjetiva, enfatizas los elementos reactivos. Es decir, sin saber muy bien por qué (esos días rojos, la fase de la luna o vete a saber qué...)reaccionas a cómo está organizado el espacio vital, la "burbuja", con sus implicaciones a la hora de relacionarte con los demás.

La pregunta es si se puede hacer algo más aparte de reaccionar. Al conocer el mecanismo de organizar el espacio personal, ¿no es posible entonces organizarlo de la manara más óptima para nosotros, según la circunstancia en la que nos encontremos?

Distinguir un patrón reactivo de uno más proactivo es algo bastante importante. Si tenemos una habilidad es porque más allá de los elementos automatizados, podemos elegir también cuando aplicarla, cuando desarrollarla, modificarla, adaptarla, etc.. etc...

Muy interesante lo de las Fallas y cómo creabais un círculo.

Ah otra cosa, no hablábamos de incluir o expulsar (que es una palabra con una connotación bastante fuerte), más bien hablábamos de integrar o no integrar, que es sutilmente diferente. El caso es que lo hacemos naturalmente, no me extraña que resulte extraño hacerlo formalmente, no será natural. Es como el otro día en la clase de DA, aplicar otra estrategia de memorización es raro, comparado con la que solemos usar de manara natural, sobre todo si además no la has elegido tú, y te viene dada en una instrucción escrita en un papel.

Bueno, son los temas que me surgían al ir leyéndote.

Un saludo

Alejandro
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres