Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

INTENTAR SER FELIZ, ECHANDOTE DE MENOS

INTENTAR SER FELIZ, ECHANDOTE DE MENOS

A veces esperamos cosas de la gente que nunca llegamos a recibir, a veces nos quedamos esperando unos minutos para comprobar que volverá a llamar, que volverá a entrar por la puerta, a veces esperamos que al salir ese alguien venga por detrás sólo porque quería darnos una sorpresa. Pero en muchas ocasiones ese “a veces” se convierte en un siempre, y ese siempre se da de bruces con un nunca.

 

Es nuestra gran manía, esperar callando, esperar sin decir, soñar con sorpresas, que la otra persona no nos da porque no sabe que en realidad las estamos esperando. No todos somos iguales, ni esperamos los mismos los unos de los otros. Nos formamos nuestras expectativas, nos ilusionamos solos, y luego cuando no se realizan nos oprime la desazón y la tristeza. Y ahora, es cuando deberíamos decir, eso tan famoso de “que tonto es el género humano, porque tropieza dos veces con la misma piedra” aunque, llegado este momento, me conformaría si sólo fueran dos las veces que me cayera.

 

En ocasiones he pensado en cuando digo “no”, poner una notita a mi lado que ponga: ¡estoy mintiendo, de verdad, quédate conmigo. Si me importa que te vayas. En realidad no comprendo porque no vienes a comer. Te echo de menos cada segundo que no estás conmigo. Y en realidad, aunque te digo que no pasa nada, pasa todo, porque pretendo que me adivines lo que pienso y no lo haces”.

 

Adivinar, esa es la clave, te daría poderes para que leyeras mi mente. Porque a veces, no digo las cosas para hacerme la comprensiva, para hacer que te entiendo, y al final acabo cayendo en lo de siempre, en mi egoísmo, porque en realidad sé lo que quieres, sé porque no vienes a comer, o a dormir, o el porqué de tu partida, pero siempre al fin y al cabo, vuelvo a mi perspectiva, a echarte de menos y entonces vuelco contra ti, el que no hayas adivinado lo que siento, el que no me hayas considerado, el que no hayas entendido que no quería que te marcharás.

 

Y ahora, escribiendo esto me doy cuenta, de que lo entiendes perfectamente, de que me conoces mejor que nadie, y que en realidad sabes cuando digo sí, pero te grito sin que me oigas que no. Pero ya ves, es la gran lucha interna que mantengo. El intentar ser feliz echándote de menos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Un amigo -

Lara, tienes madera y corazón literario... Tienes algo que no todos tienen... Y en tu primavera, a las puertas de del verano es bello y gozoso probar ese nuevo fruto como también lo fue ese néctar, siempre tan dichoso.

Disfruta el momento, y aprovéchalo bien, pues este que estás viviendo, y como lo estás haciendo, es único... y te aporta cosas únicas, y te ves capaz de escribir cosas únicas, y ...

"Carpe diem"

Con todo el afecto que te puede tener... Un amigo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres