Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

¿QUÉ HE APRENDIDO?

Un cuatrimestre, debates, lecturas, blogs, trabajos,…, todo ha hecho que pueda formar una idea muy general que me venga a decir que la educación no es como debería ser, que la metodología no se adapta a los alumnos, que las nuevas tecnologías no se usan como es debido y que en muchas de estas ocasiones todo viene provocado por la mala formación del profesorado.

Comenzamos el curso hablando sobre el currículo, como un libro de instrucciones, como un lugar donde venían formulas maravillosas para ir aplicando a cada situación, aunque estas al poco tiempo dejaban de tener su gran efecto para dar paso a otra búsqueda, y por fin el currículo como experimentación, donde el docente lo utiliza como espacio para realizar su practica basada en una teoría y reflexiona sobre su acción, intenta superar, se esfuerza porque el proceso de enseñanza - aprendizaje sea algo mas que un mero viaje a los contenidos y objetivos que se propone al principio de curso.

Esta bien partir de estos objetivos generales pero hay muchas formas de conseguirlo. Las mesas deben de dejar de estar dispuestas en filas en las que el último de ellas no puedo ver ni la pizarra y en las que por mucho que queramos el trabajo en grupo es más bien imposible. Los objetivos deben estar en conexión con la realidad, dentro de un modelo ecológico, donde tanto la educación como la vida deben de ir cogidos de la mano, porque sino descontextualizaremos la enseñanza, y los resultados no son lo mas importante ya que en el proceso es donde ocurren según un famoso personaje llamado Piaget, la acomodación y la asimilación. Además es curioso como los grandes teóricos nos proponen soluciones como el aprendizaje cooperativo, el contacto con la realidad…etc., y nosotros parece que hacemos oídos sordos.

Por otra parte, debemos hacer que el estar en la escuela no sea una alternativa al estar en la calle, sino que sea mucho mas, que nos ayude a formarnos como personas, que no se convierta en un simple paso para llegar a la universidad como se le considera muchas veces a la escuela secundaria. El cambio  es importante, no debe ser malo porque a veces se sienta miedo hacia el, sino que en muchas ocasiones ese cambio proporciona también otras soluciones para transformar, para avanzar. Es como la cultura que se dice que siempre esta en constante cambio porque si no perecería, pues la escuela debe ser algo parecido, ya que si no cambia, cada vez va a estar mas atrás con respecto a todo el contexto que la rodea y va  a perder significado, porque en definitiva debe ser un motor de la cultura, debe tomar partido en la vida y en la sociedad.

Dejemos los juegos a un lado, esos juegos que cambian teóricamente y en la práctica se olvidan, porque a veces el esperar mucho y no dar nada son incompatibles.

En general, seamos capaces de ver de donde partimos, de que instrumentos, herramientas y recursos tenemos en nuestra mano, y expongámoslos encima de la mesa realizando con ellos, una educación que motive a los alumnos, donde ellos sean los máximos responsables de su propio aprendizaje, dotemos le de esa responsabilidad, de la autonomía que necesitan. Para nosotros han dejado de ser productos de una fábrica donde se parte siempre de una materia prima idéntica, para producir piezas con una misma forma y unas mismas características como si de un molde hubieran salido.

Así pues, nuestro currículo no es un prospecto de fármacos que nos dice como debemos utilizarlo así que utilicémoslo de la mejor forma posible, y no como un libro en una estantería.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres