Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

LOS ALCÁNTARA

Los Alcántara eran una familia que constaba de cuatro componentes. Un papa, que venía de un pueblo de Andalucía, más concretamente, de Torredelcampo (Jaén). Una mama, que podríamos decir que no tenía mezclas y era de Torrejón, Torrejón, ya que todos sus antepasados se unían a este pueblo de Madrid. Un hijo de veintitrés años, aspirante a ser futuro médico de esta sociedad, y por último, una hija de veintiuno, que estudiaba psicopedagogía, pero ya tenía una carrera terminada.

Así pues, y a simple vista parece una familia de lo más normal. Aunque a mi parecer no sólo existían cuatro componentes, ya que, los padres trabajaban y los hijos pasaban todos los días en casa de sus abuelos, aunque en mayor medida la niña, ya que Javi  el hijo mayor comenzó a ir pronto a la guardería.

En casa de los abuelos, se reunían cada día, once personas, entre tíos, primos, abuelos, etc. Así que podemos decir que esta familia en el fondo era bastante compleja si les preguntábamos a los abuelos, la definirían como muy numerosa.

Analizando los cuatro componentes, uno por uno, podríamos ver al padre, Tomás, que solía contar chistes que no hacían mucha gracia pero era el gran cocinero de la casa. Con sus hijos se mostraba cariñoso aunque no en extremo, solía preguntarles alguna vez como les iban las cosas pero sin profundizar mucho en los temas, y con solo una mirada ya se sabía lo que quería decir. Por eso, en muchas ocasiones la madre se apoyaba en el para poder mandar o poner a todos en marcha. Los enfados no le duraban mucho tiempo y normalmente los problemas se los guardaba para no preocupar a los demás.

La madre, diríamos que es totalmente opuesta. Con sus hijos, se mostraba muy interesada en sus problemas, intentaba siempre que la dijeran todo y normalmente les preguntaba e indagaba sobre lo que pensaban. Podríamos decir, y recordando sus palabras, que era una madre que no podía vivir sin sus hijos, y esto se ve claramente cuando uno de los dos sale,  que pueden aparecer en los móviles hasta veintitrés llamadas telefónicas. Es, en cierta manera, un poco negativa, ya que piensa que siempre puede ocurrir algo malo. Lo peor de esta mama podríamos decir que son sus enfados, porque no habla, y muchas veces no los intenta solucionar, simplemente se calla, y deja de hablar a todos lo que hay a su alrededor.

El hijo mayor Javi, es súper serio cuando se levanta con un pie y la persona mas pesada cuando se levanta con el otro. Podemos decir, que de todos es el más callado, pocas veces dice lo que siente, lo que piensa o lo que le pasa en la vida y la mayoría de las veces se guarda todo para sí. Con esto no quiero decir que sea independiente, ya que si se le necesita esta ahí el primero, solo que habla poco de sí mismo. En el tema de los enfados es el más similar a la madre, porque no salta, no discute solo se calla y se mantiene sin decir palabra varios días.

La hija de veintiún años, llamada modestia, la definiría un poco como la chispa de la casa, porque es la que saca conversaciones mientras se come y mientras se cena, y la que normalmente mete la pata que siempre digan todos –“Habrá sido la niña”. Creo que la familia Alcántara sería muy aburrida sin este componente, porque son todos muy responsables y suelen hacer las cosas bien, así que necesitan la pieza imperfecta que les descoloque. Diríamos que es la única que da abrazos y besos porque sí, sin más, y al igual que su padre es la que intenta mediar los problemas que hay en  la casa, ya que los enfados no suelen durar mucho tiempo en ellos. No suele callarse las cosas, aunque su madre siempre insiste en que no le cuenta nada.

En conclusión, podría enlazar ciertas características entre unos y otros, ya que Javi es igual de callado que Tomás, pero a la vez se preocupa tanto de los demás como su madre. La madre nunca habla de ella porque creo que ocupa ese lugar o ese tiempo preguntando a los demás. Tomás tampoco habla mucho  de lo que siente y modestia, supongo que se parece mucho más de lo que cree a su padre, aunque expresa más aquello que siente.

En definitiva, no entiendo el porqué la madre es huidiza, si siempre  esta, no se va nunca, tampoco se porque el hermano es ambivalente si nunca pide nada a los demás, y no me explico el porque la hija es así si los padres no la han transmitido esa forma de apego. Así pues, aunque hay varias teorías y seguiré investigando acerca de este tema me queda decir que…tal vez la niña sea adoptada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres