Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

UN VIEJO TÓPICO: LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

Mi posición ante el interculturalismo: variable. Hay veces que siento que todo se puede conseguir y que hay que creérselo. Aunque también, creo que en toda ilusión, hay veces que te hundes o das dos pasos atrás creyendo que es imposible, y de aquí la palabra utopía. Claro esta, que al final vuelves a tus esperanzas, porque según se dice es lo último que se pierde, y regresas a luchar por lo que crees y lo que piensas.

Estoy de acuerdo con el modelo integrador, porque no concibo la cultura en aislamiento, ni entiendo a las personas que promueven o quieren conseguir esa idea. Además ¿cómo se puede ser así, y más en nuestro país, cuando estamos en contacto continuo con personas de diferentes lugares?

Hablando con mi madre sobre el tema del racismo y la xenofobia, me ha dicho que muchas  personas son así, por miedo, como también se dijo en clase. ¿Pero a qué tenemos miedo? ¿A qué nos roben? ¿A qué nos quiten el trabajo? Me parece que es meter a personas en un gran saco, que organiza la sociedad por sus características físicas y de bolsillo, porque no es lo mismo ver por ejemplo, a una persona extranjera bien vestida que a otra de nuestra misma cultura pobre que este pidiendo en la calle. En los dos casos vemos diferencias, pero no de cultura, si no de nivel económico. En mi opinión, creo que muchas veces es lo primero que miramos, el aspecto y su dinero. Y cuando la persona es como nosotros mismos achacamos la diferencia a su cultura.

Pero me parece algo tan grave, tan inhumano… ¿quién somos nosotros para hacer de menos o de más a alguien? Y en la escuela más aun, todos los niños están allí, pendientes de una educación que nosotros debemos de darles. Y si nosotros mismos nos colocamos en un modelo selectivo ¿Cuál es el futuro de nuestra sociedad? ¿De nuestra cultura?

El currículo que utilicemos debe corresponderse con un enfoque emancipatorio, donde hagamos juicios críticos a nuestras prácticas y a nuestra forma de contribuir al proceso de enseñanza- aprendizaje.

Debemos de fijarnos en las diferencias, porque hay que tratarlas, eso esta claro, no podemos hacer una educación para todos los niños bien vestidos, de nivel económico medio- alto y con toda su vida organizada. Dentro de estas diferencias tenemos que ver que debemos hacer, cuales hay que obviar, esas que no son importantes, no afectan a nadie y que en ocasiones la gente las recalca para hacer mayor la distancia entre unos y otros.

Pensando esto, y enlazándolo con lo que vimos en clase, creo que si no respetamos e integramos las diferencias, estas van a ser cada día mayores y es también cuando se va a producir que las culturas que estén en minoría se van a cerrar más en ellas mismas y van a existir más trabas a la hora de convivir. Lo podemos ver en Nueva York, donde cada cultura tiene un barrio, todos están clasificados, según su raza, su sexualidad…y aquí en Madrid cada vez nos asemejamos más a esta estructura, dando paso al multiculturalismo no al interculturalismo.

No se si he unido mucho lo que pienso con lo que se dice en clase, pero son los sentimientos que me quedan al concluir las tres horas de los lunes. El pensar que de verdad, hay  gente que piensa que somos superiores, me parece equivocado, aunque puestos a aceptar las diferencias les respeto con sus opiniones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres