Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

¿SIGO SIENDO?

¿SIGO SIENDO?

Ayer descubrí que ya no era la misma. Las fotos ya no reflejaban lo que era ahora, ni reconocía mis escritos, por más que los leía. Todo había cambiado. Mis peluches de la habitación fueron desapareciendo poco a poco, las muñecas fueron guardándose en pequeñas cajas con una cosita de esas para que no puedan atacar las polillas y, la habitación fue llenándose de libros, pequeños adornos y algún que otro aparato electrónico de esos que sirven para el entretenimiento.

 

La pregunta que surgió en mi mente parecía evidente, ¿quién soy? Podía mirar atrás y saber quién había sido todo este tiempo, la hermana que pinchaba siempre a su hermano en busca de unas risas, la prima que escuchaba, la nieta que siempre estaba haciendo el ganso en casa, y ¿ahora?. Creo que ni tengo tiempo para ser. Siempre me creí libre y ahora es cuando más atrapada me encuentro. Es verdad que cuando creces también crecen tus responsabilidades, pero en este momento, creo que han crecido demasiado, porque soy incapaz de hallarme.

 

Me dejo llevar por una agenda llena de cosas por hacer, por mandatos que mandan realizar antes de ayer, por reflexiones que me obligan a pensar cuando no se dan cuenta que para reflexionar debe existir un tiempo, y precisamente ese tiempo es el que dedico a dormir.

 

Alguien me dijo que entre la noche y el día no hay pared, yo creo que sí, porque por mucho que se quiera hacer, cuando llegamos a  un punto de “saturación”, dejamos de funcionar.  La mente se bloquea, pasas el tiempo haciendo cualquier cosa que no sea lo que te dictan, buscas esos minutos escasos donde poder apoyar tu mente y dejarla descansar, tan sólo para intentar encontrar esos momentos que eran tuyos, esos en los que disfrutabas colocando todos los playmovil y luego los desmontabas, en los que te pasabas una hora cambiando vestiditos a una muñeca buscando cual le quedaba mejor, esos momentos en los que te pertenecían, en los que nadie ponía todo su esfuerzo por ocuparlos, porque sabían que eran necesarios.

 

Ahora, después del tiempo, todos se empeñan en llenarte las hojas, en descargar en ti todo lo que a ellos le sobra para poder disfrutar de dos horas de descanso al día, y mientras, yo voy desapareciendo paulatinamente, dejo de ser, para convertirme en un robot, que apila las tareas a un lado y las va completando a la vez que avanza el día.

 

¿Mi único momento de descanso? Este, el que dedico a manifestar que no tengo tiempo, pero el que me deja entrever algo de lo que sigo siendo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Un amigo -

Contigo... de nuevo, y siempre contigo

Ja, ja… tus palabras me halagan…

Han pasado unos días desde la obra de teatro… ¡Que bien me lo pasé! Y qué bien interpretas…. “de miedo”, ja, ja… Eres todo una caja de sorpresas

“¿Pero que se hace cuando es imposible enfocar?”

Supongo que son más las cosas posibles que las imposibles en la vida, o al menos así lo percibo yo (en mi intento por ser positivo, y que a su vez me revierte en sentirme mejor).

Supongo que los prismáticos que hoy no funcionan se pueden llevarse a arreglar, o se puede optar por buscar otros, o simplemente otras maneras de acercarnos a la realidad. Creo que todo es cuestión de ser capaz de ver y sentir la realidad desde diferentes perspectivas. Tendemos a ver nuestra vida y la vida que pasa a nuestro alrededor desde una mirada particular, que por naturaleza es la nuestra propia. Ser capaz de ver la realidad con los ojos de otros (por ejemplo hablando como lo estamos haciendo, ponerte en la piel de otras personas….) nos hace percatarnos de nuevas realidades, de nuevas experiencias…. que unidas a las previas configuran una nueva visión de la realidad más rica, variada, y comprensible en la que normalmente encaja mejor todo aquello que antes no encajaba.

Es curioso ver como cada etapa de la vida tiene sus problemas “tipo”…, muchos de los cuales sumergen a la persona en pequeñas crisis que le hacen al sujeto replantearse muchas cosas hasta que logra integrar todo no sólo cognitivamente, si no también emocionalmente; hasta que se logra el nuevo equilibrio (de nuevo temporal… pues la vida en sí, eso es).

El superar un tipo o nivel de problemas, nos entrena, y en cierto modo nos “vacuna”, para superar mejor futuros problemas similares. Así por lo general las futuras crisis importantes por las que toda persona pasa en su vida como propio proceso natural de construcción personal serán de otra dimensión para la cual aun no estábamos entrenados vacunados. (Por lógica no entraríamos en nuevas crisis, si sólo tuviésemos el tipo de situaciones o problemas que sabemos resolver en mayor o menor medida)


No se si el ejemplo de superar una enfermedad vírica inmunizándonos (con lo cual no la volvemos a padecerla al menos de ese virus y por un tiempo) puede servirnos. Inmunizarnos podría ser aprender a resolver una dimensión de problemas… pero nadie nos salva de otras nuevas dimensiones… Con lo que a lo largo de nuestra vida deberemos aprender a resolver ese nuevo tipo de problemas…

Es cierto que el superar un proceso de toma de decisiones, de incertidumbre, de desequilibrio o de crisis nos puede llevar múltiples intentos, un tiempo indeterminado, mejores o peores experiencias y un proceso siempre incierto… y precisamente tanta inseguridad es lo que en ocasiones nos genera tensión, indecisión, malestar y en el peor de los casos angustia. Pero no nos queda otra que llevarlo lo mejor posible.

El que coge la gripe sabe que un mínimo de 5 días de enfermedad mientras crea los anticuerpos no se los quita nadie. Pero claro el tiempo puede ser mínimo o mayor si no se cuida… Pero siempre es un tiempo… Además de llevarlo a nivel emocional lo mejor posible, es conveniente acudir al médico, tomar medicinas y/o remedios caseros, cuidarse…. Eso hará que la enfermedad sea más corta y llevadera.

Eso es lo importante INTENTAR LLEVARLO LO MEJOR POSIBLE a nivel personal, y también BUSCAR MEDIOS PARA SUPERAR LOS PROCESOS lo mejor posible.

¡Casí nada! ¿Verdad? Se que es más fácil decirlo que vivirlo… pero el tomar conciencia de ello al menos nos ayuda a saber lo que nos pasa, que las soluciones no son instantáneas…, que tenemos que ser fuertes y buscar soluciones de diferentes maneras hasta que demos con ellas…. Que en el camino seguimos viviendo, y que debemos hacerlo con ánimo, esperanza, relativizando la importancia de las cosas para no hundirnos con nuestros problemas…, intentar ver nuestra situación con otros ojos, desde otras personas, lo que les pasa a otros que pasan o han pasado por mi situación (puesto que nuestros problemas normalmente no suelen ser de un género exclusivamente nuestro –compartir experiencias ayuda a encontrar respuestas, y a la presente me remito-) exteriorizando lo que nos pasa para no comernos todo lo que tanto mal nos hace…


No quiero ser muy pesado, con intervenciones tan largas… crítica que con mucho gusto y honor acepto si con ello puedo ayudar a alguien. Por eso, después de un tiempo prudente… Guardo un trocito, para otro día, para cuando tú lo quieras oir.

¡Animo y suerte con todo!

Un amigo.

Lara -

hola querido amigo, has pensado en escribir en una revista de autoayuda...madre mia...me has dejado...o tal vez los horoscopos, jajaja, de verdad es que todo eso de enfocar y tal esta bien, pero que se hace cuando es imposible enfocar, cuando no hay ruletillas que mover???

César -

"La verdad está y no está, dentro y fuera"

Hola amiga!

Me agrada ver como poco a poco descubres... cosas. Ese es el camino... "poco a poco"

¿Has jugado alguna vez a enfocar y desenfocar la visión que se tiene con unos prismáticos?

Es curioso todo alrededor, e incluso uno mismo son iguales, pero la percepción de la realidad, el sentimiento, las experiencias que eso producen son diferentes y a veces contradictorias.

Poco a poco probando al cabo de "un tiempo" se logra ver las cosas más nítidas. Pero esto no se consigue por mover la ruleta más rápido o más lento, sino probando perspectivas y hasta que todo se confabule y acertemos. Lógicamente que si probamos con experiencia es más fácil, pero siempre cuesta.

De todo esto me quedo con que lo importante es la experiencia global que tenemos (también de la vida).

Mientras enfocas, disfruta de la experiencia, en las contradicciones de la vida... pues a pesar de todo seguimos viviendo, y merece la pena quedarnos con lo mejor de cada momento.
Disfruta de lo bueno, pues eso es lo que te quedará. Esa fuerza positiva, empequeñecerá lo negativo, que en la vida de todos siempre existe.

¿Cómo ves la botella, medio llena o medio vacía? que aunque amarga a veces, puede ser reconfortable como un café (también amargo) Recuerda que de ese enfocar y desenfocar, "coloque-descoloque-recoloque" se puede sacar una visión positiva y constructiva. Con el tiempo lo verás claro, saldrás reforzada... y te reirás de ti misma,(como yo lo hago constantemente de mí mismo).

El koan del principio (si es que se puede llamar así), dice mucho... Espero que halles su sentido.

Si en algo me necesitas, puedes contar conmigo.

Un beso,

Un amigo,

Un deseo.

Lara -

Hola amigo!!!

Muchas gracias por tus palabras, al principio me tenías intrigada porque no sabía quien eras, y al final resulta que has sido tu!!!

Supongo, que siempre ante los cambios y finales de etapa se tiene miedo, inseguridades, y y se siente un cierto caos, que sabes que al igual que el tiempo tu iras pasando de fase en fase, pero siempre resulta dificil el tomar decisiones, los cambios, saber que es mas conveniente, y entra el miedo a equivocarse, asi que...

Seguiré como hace dos años cuando te pregunte, valorando que puedo hacer y cual es el mejor camino para avanzar.

Muchas gracias y un beso muy fuerte, nos vemos mañana!!!

Un amigo -

De nuevo yo…
Perdona, pero el penúltimo párrafo no lo había escrito como pretendía.

Sería:

“Para terminar te diré que seas valiente y no tengas nunca miedo de mirar por la ventana de tu corazón. A veces duele, pero siempre fortalece.

La verdad está y no está ni dentro ni fuera… “

Si quieres la última frase la puedes tomar como un Koan, que nunca podrás resolver desde la sóla lógica de la razón… Si pasado un tiempo no lo comprendes, pues si quieres podemos compartir un momento,

Mi querida vecina, suerte, ánimo y mucho cariño en todo.

Un amigo -

¡Qué bonito y qué suerte es VIVIR!

Mi querida compañera...
A mí también me conmueven tus palabras... por lo que dicen, por lo que hay detrás de ellas. Por lo reflejado que en mi vida me he visto en ella. Tienen la magia de que el que las lee se sienta ante el espejo de su propia vida. Por la grandeza y madurez de una persona que se atreve a asomarse al acantilado de su vida, y de desnudar sus sentimientos y vivencias en un mundo tan contradictorio como el que vivimos.

Seguro que sin yo las hubiese leído hace 4 años, o lo hiciese dentro de 6 no las viviría igual que en este momento.¿Será que yo también estoy cambiando? A todos nos pasa..., a cada uno de una manera... cada uno con sus circunstancias…., pero todos lo VIVIMOS.

Lo grande es que tengamos esa capacidad retrospectiva y vivencial que nos permita ser conscientes de que (+ qué) VIVIMOS y de lo que esos significa.

¿Eres la misma o no eres la misma que antes…?
Me gusta el título de tu blog porque en él recoges la mejor esencia de la cuestión que a mi se me puede ocurrir….
¿SIGO SIENDO?  Reflexiva, madurando, sintiendo, “recolocándote”, valorándote, asombrándote a ti misma sobre lo que eres, sobre lo que vives y el porque de esa forma… y cómo no valorando y añorando eso que nos ha sido tan grato, y dado seguridad a lo largo de nuestra vida… Y en el fondo nos preguntamos ¿pero no habrá un modo más sencillo de vivir la vida?

Respondiendo a tu pregunta ¡SÍ SIGUES SIENDO!

Me han gustado mucho como Sara te ha sabido transmitir con muy pocas palabras unas palabras tan reales y tan sabías. En esencia sigues SIENDO tu misma. Me remito a esas palabras y te añadiría que no tengas miedo a encontrarte perdida en algún momento de la vida, pues eso es parte de la misma. VIVE tu VIDA, de la forma más positiva para ti, pues eso formará parte de tu propia esencia. La vida nos enfrenta a situaciones, procesos, personas, opciones…, vivencias… que tenemos que ir integrando en nuestra persona… Es normal, natural, bueno y necesario que nos “coloquemos” y “recoloquemos” a lo largo de toda la vida. Eso es lo que nos hace madurar y avanzar con todo y todos, lo que nos ayuda a ubicarnos en nuestro espacio, las dudas cuyas respuestas nos fortalecen… Más sabiamente a los que como tú se las plantean… Con los años verás como al superar dudas y crisis te vas fortaleciendo, y eso te ayudará a superar mejor momentos de dudas futuras. “Echamos costra”.

Recuerdo como si fuera ayer aquella mañana en que en el patio del colegio, cuando me preguntaste cómo era la carrera de psicopedagogía, qué se aprendía, si me gustaba, … también en aquel momento importante de tu vida dudaste… y supiste elegir lo mejor para ti. No me cabe duda de que saliste reforzada de esa reflexión y elección, ni de que aquello a los ojos que tienes ahora se ve de diferente manera…. En aquel momento tenía ante mí una guapa jovencita, inquieta, ilusionada, expectante… a la que sabía que la elección de hacer esta carrera le cambiaría…. Te confieso mi emoción al verte en aquel momento y verte ahora, al leer tus sentimientos y con ello permitir que yo me vea en ese espejo. Tu reflexión es mi reflexión, tus dudas son mis dudas, las vidas de las personas se cruzas y se separan y…. muchas veces se vuelven a cruzar. Todo cuenta, todo entra a formar parte de lo que somos. Esa es otra de las grandezas de la vida seguimos SIENDO.

Creo q e ahora me entiendes mejor.

Para terminar te diré que seas valiente y no tengas nunca miedo de mirar por la ventana de tu corazón. La verdad está y no está ni dentro ni fuera… A veces duele, pero siempre fortalece.

Con todo el cariño del mundo, un vecino, un admirador, un compañero, un amigo.

Silvia -

Hola bonita!
Me ha gustado tu relato y me he sentido identificada en cierta forma... Tenemos que reconocer que los finales de curso no son plato de buen gusto de nadie y la recta final menos, es lógico que añoremos ese tiempo que no tenemos y dedicamos en exclusiva al estudio y mucho más sintamos la presión que hay tanto en el ambiente como en nosotros mismos.
A mí tb me pasa que cuando veo que se acaba me reconcomen las dudas existenciales ¿qué voy a hacer? ¿quién soy? entre otras. Sólo espero que el tiempo ponga todo en su sitio y que sin la presión del estudio todo se vea más claro, aunque no te lo puedo asegurar... Ay amiguita qué duro es hacerse mayor pero ánimo y pa'lante' fuerza, valor y entusiamo, no te vengas abajo por las circunstancias porque valemos mucho más que ellas.
Un besito!
Sil.

Microalgo -

Abrir un álbum de fotos no sólo supone aceptar el guante del tiempo, sino también el sinsentido de la vida (Félix J. Palma: La Hormiga que Quiso Ser Astronauta).

Casi todas las fotos que miramos, especialmente si nuestra cara está en ellas, son fotos de fantasmas (Antonio Muñoz Molina: Las apariencias).

Yo soy mucho de citas, Dama Alcántara. Ya lo sabe.

Mis amigos más locos me dicen que yo soy un punto de referencia en un mundo en el que todo fluye. Tampoco se crea que es una posición tan cómoda ser un punto de referencia, mi Señora.

Un abrazo.

Sara -

Eres la de hoy, la de ayer y la de mañana. Cambian los lugares, las circustancias, los momentos, los días, el clima, los lugares... pero tú permaneces. Maduras, avanzas, evolucionas... pero sigues siendo tú. Así que no te pierdas porque tú eres tu propio punto de referencia.

;)

Lucía -

me conmueven tus palabras.
gracias por abrir un agujerito por donde dejar escapar parte de esa presión, por donde identificarnos, por donde encontrarnos, por donde reencontrarnos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres