Blogia
EL RINCÓN DE MIS PENSAMIENTOS

¿UNA MALA CAIDA?

¿UNA MALA CAIDA?

Si, en efecto, estoy en el suelo. Me he caído en medio de la carretera. Fue un resbalón el que produjo mi caída. Un resbalón por parte de unos zapatos preciosos, que no pude resistirme a comprar y que ahora me traicionan de esta manera. Unos zapatos, que cada vez que me los pongo me juegan una mala pasada, pero que no puedo oponerles resistencia, porque, siempre me compro varias cosas a juego. Así que, si los abandono en el armario ¿Con qué me voy a poner el bolso gris y rosa? ¿Con que me pongo mi bufanda rosa y gris? Todo quedaría descompensado,…, por lo tanto, me da igual, deben seguir colocados en mis pies.

 

Pero hoy, como resultado de mi torpeza, he acabado con mi pantalón favorito roto, a nivel de la rodilla, con una raja de lado a lado y con la rodilla destrozada por la dureza del asfalto. Por lo tanto, me he preguntado ¿qué valen más los zapatos o los pantalones? De dinero más o menos me salieron por igual, pero esos zapatos son tan bonitos y esos pantalones…pegan con todo y… ¡¡¡me sientan tan bien!!! La verdad, es difícil deshacerse de cualquiera de los dos.

 

Así que, pienso en la vergüenza que he pasado, en medio de la carretera, con mis piernas simulando una “L”, con un zapato suelto que se me ha salido, con un chico riéndose montado en su coche rojo, y yo con unos carrillos cada vez más del mismo color que su coche. Pienso en cómo he maldecido la suela, la carretera, las prisas, el perder el autobús y el que no haya un paso de cebra. Pienso en cómo me he levantado como si estuviera perfectamente y no me hubiera visto nadie. Pienso en cómo he seguido andando pensando que llevaba tiritas en el kit que llevo en el bolso y en cómo me curaría en cuanto llegará a la parada de autobús. Y pienso en lo torpe que soy, en cómo se ha tenido que reír el chico que viajaba en su coche, en cómo he reaccionado, y entonces… me he comenzado a reír. Dicen que en este caso lo mejor es reírse de una misma, y no da mal resultado, a partir de aquí lo he visto de otro modo.

 

Tenía unos pantalones rotos, es decir, totalmente a la moda. Había hecho reír a una persona que, ¿quién sabe? ¿A lo mejor no se había reído en todo el día?. Me había hecho una herida, así que, cuando llegará a mi casa podría quejarme con total libertad. Se me habían ido totalmente todos los nervios que podría tener antes justo de una exposición que me tocaba ese día, y he llegado a la conclusión de que voy a raspar la suela del zapato o ha echarle coca-cola para que se quede pegado al suelo definitivamente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Lara -

muy bien, pareciamos famosos, un monton de fotos por todas partes, jajaja, la verdad es que ha hecho mucha gracia, y la placa...bueno, no me gusta mucho para ponerla en mi habitación, asi que tal vez la deje para cuando tenga un despacho de chica rica y aplicada, jajajaja

Val -

Si te sirve de consuelo, el pantalón la verdad es que queda muy bien con ese roto y los zapatos son estupendos asi que puedes seguir usando los dos aunque corra peligro tu integridad física!!

PD: Enhorabuena alumna aventajada, que tal el acto???

Lara -

jajajaja, y esta mañana he visto que tambien tenia una herida en el pie, asi que no lo entiendo, se rompen unos vaqueros y no un calcetin de media que es super finito...no se, cosas extraordinarias que pasan, jajaja

Cain -

Una vez mas se demuestra que el vaso esta a la mitad y que depende de ti verlo 1/2 lleno o 1/2 vacio... ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres